//
estás leyendo...
Vegetarianismo

Comida para la Conciencia


Los efectos de los alimentos en el cuerpo son más o menos bien conocidos. Teorías cien-tíficas actuales sostienen que las moléculas físicas de los alimentos son utilizadas por el cuerpo para proporcionar energía y sustancias para la construcción, preparación y regulación de los diferentes tejidos. Es bien conocido que una dieta inapropiada tiene un efecto negativo en este proceso. Los efectos de los alimentos sobre la mente, sin embargo, recién ahora están siendo reconocidos por la ciencia médica. La investigación indica que la esquizofrenia, depresión maníaca y otros desórdenes mentales pueden aliviarse con terapias dietéticas y vitaminas. Los alimentos refinados y con cantidades excesivas de azúcar son indicados como contribuyentes principales de la hiperactividad y dificultades de aprendizaje en los niños. Las instituciones juveniles en los Estados Unidos están usando cambios dietéticos para lograr respuestas positivas de comportamiento en sus residentes. Generalmente, las personas que cambian sus gustos por los alimentos procesados, por los alimentos naturales, comentan acerca del bienestar mental mejorado y una visión más positiva de ellos mismos y del mundo que los rodea. Aunque se consideran estas experiencias como sorprendentes y difíciles de explicar, las filosofías orientales, desde hace tiempo, han tenido una explicación sencilla para esto, que resulta paralela con alguna de las teorías más avanzadas de la ciencia occidental. Hemos aprendido de la teoría de la relatividad de Einstein que todo el universo manifestado se compone de energía vibratoria. Se puede entender la materia como energía que se mueve o vibra lentamente. Los sólidos vibra a frecuencias más bajas; los líquidos y gases, un poco más rápido; el sonido, la luz, los pensamientos y ciertas energías vibran a frecuencias más altas. Las frecuencias altas pueden penetrar las más bajas. La luz pasa a través del agua, el sonido viaja a través del aire, y de manera similar, la comida que comemos es penetrada por sus propias vibraciones sutiles y por aquellas que han absorbido de las personas que las han manejado. Estas vibraciones sutiles afectan la mente de la persona que come la comida. El alimento que crece, se prepara y se come con amor, puede elevar la mente tanto como nutrir el cuerpo. Durante los últimos milenios, los instructores de Yoga han basado sus hábitos alimenticios en este conocimiento. Ciertos alimentos afectan la conciencia de manera positiva, agudizando y clarificando la mente. Estos alimentos son llamados sutiles (Sattvik, en sánscrito) y constituyen la base de la dieta del Yoga. Los alimentos que estimulan el cuerpo y la mente se denominan mutativos (Rajasik) y se comen con moderación o no los comen aquellos que realizan prácticas espirituales. Los alimentos que no son benéficos para la mente o para el cuerpo se llaman estáticos (Tamasik) y no son parte de la dieta yóguica. La clasificación de los alimentos puede variar de acuerdo a cambios de clima, edad, salud y actividad del individuo, por ejemplo, durante una enfermedad se pueden recomendar ali mentos mutativos, o aún estáticos como medicamentos. Pese a esto, a continuación pre-sentamos una categoría más o menos estandarizada de los alimentos más comunes. Es claro que lo que comemos tiene un efecto específico en nuestras mentes y cuerpos, particularmente en relación a prácticas espirituales. No es sorprendente entonces, que lo opuesto sea también verdadero; que las prácticas espirituales que realizamos junto con nuestras actividades diarias afecten la forma en que los alimentos son absorbidos por nuestro cuerpo, y si éstos son utilizados en forma efectiva. Las prácticas de las A’sanas en particular, benefician el sistema digestivo y la salud de todos los órganos en general. Un cuerpo interno limpio y sano permite que los alimentos sean utilizados más efectivamente. Alimentos Sutiles (Sattvik) Frutas y nueces La mayoría de lo vegetales La mayoría de las legumbres (granos) y cereales Leche y todos los productos lácteos Cantidades moderadas de hierbas y condimentos Alimentos Mutativos (Rajasik) Bebidas con cafeína (café, té, cola, cacao)

Muchas medicinas Yerbas y condimentos en exceso Alimentos Estáticos (Tamasik) Carnes rojas y aves Huevos Pescados y mariscos Cebolla, cebollín, cebollas de primavera Ajo y hongos Alcohol Tabaco y drogas no medicinales Alimentos fermentados, rancios o podridos 28. La forma en que comemos también es muy importante; agregamos aquí algunas sugerenn cias. 1. Mientras se come, recuerde que la comida también es una manifestación de la Conciencia Cósmica y que la está utilizando para mantener el cuerpo, que e una necesidad para el progreso espiritual. 2. Coma solamente cuando esté calmado y relajado. Las emociones influyen sobre el cuerpo y la digestión es impedida generalmente por las tensiones, la ira y otros estados negativos de la mente. Tanto el “medio baño” (página 14), como algunos minutos de meditación antes de comer, facilitan un relajamiento físico y mental. Estar sentado, en lugar de permanecer de pie para comer también ayuda a relajarse y así, asegurar una mejor digestión. 3. Coma comidas regulares (desayuno, almuerzo y cena) evitando meriendas entre ellas. El sistema digestivo, a diferencia del corazón, necesita tiempo para descansar. Comer entre comidas regulares puede resultar en problemas tales como: obesidad, constipación y falta de energía. 4. Coma acompañado, en lugar de solo, donde quiera que surja la oportunidad. Com-partir la comida con otros ayuda a volverse más sociable y evita la avaricia y la gula. 5. Mastique completamente la comida. Esto reduce el tamaño de las partículas y las mezcla con la saliva lo cual facilita tremendamente la acción de las enzimas en el proceso digestivo. 6. Coma una cantidad sustancial de comida cruda y fresca y evite alimentos muy coci- dos o demasiado procesados. 7. Beba mucho agua entre las comidas, pero no durante éstas. Una cantidad adecuada de agua asegura una evacuación rápida de los desechos, una regulación de la tempee ratura corporal y una buena digestión. Ayuno El ayuno es un método de limpieza natural empleado por muchas disciplinas y culturas comoco mo técnica de purificación. Facilita la eliminación de toxinas por el sistema digestivo que se acumulan durante un período de tiempo. El ayuno regular es un medio efectivo para prevenir la acumulación de toxinas y otros deshechos no eliminados, reduciendo así la po- sibilidad de enfermedades relacionadas con los intestinos. Recomendamos el ayuno entre dos a cuatro veces por mes, dependiendo de la disposición y necesidad de cada uno. Los mejores días para ayunar son once días después de las lunas llena y nueva, y durante esos mismos días particularmente; hacerlo en estas fechas ayuda a contrarrestar la influencia perturbadora de la atracción lunar, que llega a su máximo en los días de luna llena y nueva

Del libro Tantra la Ciencia Eterna edición de Ananda Marga Subscribete a Blog de un Yogui
Entre su email:

Delivered by FeedBurner

Anuncios

Acerca de Rainjan Dev

Profesor de Yoga y Meditación, Ananda Margui practicante de Rajadharija Yoga y devoto del Guru Shrii Shrii Anandamurtii, voluntario de Proutista Universal Argentina Ong que difunde PROUT una nueva alternativa social a la crisis mundial, con base en la espiritualidad, el cooperativismo y la ecología, creo que un mundo mejor más justo y espiritual es posible. visita http://www.prout.org.ar

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.199 seguidores

Follow Yoga es el camino on WordPress.com
Map
A %d blogueros les gusta esto: